Saltar al contenido

Cada vez somos más cooperativas que creamos la revolución silenciosa para comercializar electricidad renovable en España

29 enero, 2019

“Desde hace unos pocos años las llamadas ‘cooperativas de renovables’ están proliferando por todo el territorio español y lo están haciendo sin apenas hacer ruido” es la introducción del último artículo publicado por El periódico de la energía.

“Las que van a cumplir o han cumplido ya un siglo se trata de cooperativas que provienen de distribuidoras de energía eléctrica de antes de la liberalización y se han transformado para suministrar directamente”, dice Alfonso García, de la cooperativa GoiEner y presidente de la recién constituida Unión Renovables, “estas no tienen como objetivo crecer exponencialmente ni lo van a hacer, porque fueron creadas para determinadas comunidades o pueblos, pero las recientes buscan otro objetivo, el de ofrecer una alternativa y un nuevo modelo energético a los consumidores, y además son muy proactivas en la búsqueda de nuevos socios y clientes”.

También en Navarra tienen la suya, E+P Cooperativa o Emasp. Surgió hace tres años de una empresa que quería reducir los elevados gastos que soportaban los centros residenciales.

El periódico de la energía

Union Renovables nos aúna a 20 cooperativas sin ánimo de lucro que no han surgido de manera espontánea. Compramos electricidad en el mercado de manera directa y entre nuestros objetivos está hacer del consumo eléctrico un consumo responsable.

Tampoco nos ha resultado sencillo crecer, pero nuestro modus operandi es el boca a boca y las charlas, jornadas o reuniones que realizamos a los socios de manera altruista a lo ancho y largo del país.

Bajo el paraguas de Unión Renovables, la unión de cooperativas de personas consumidoras y usuarias de energías renovables que agrupa a 20 cooperativas de ámbito municipal/regional, compartimos fines y objetivos entre las centenarias y las recién nacidas, y suman más de 85.000 personas socias.