fbpx Saltar al contenido

La etiqueta influye en tu factura

Podríamos decir que la eficiencia energética es, de momento, un tema de conciencia medioambiental. Sin embargo, hay que tener en cuenta que, no solo se amortizan rápido, sino que un producto eficiente favorece directamente a tu bolsillo, ya que la eficiencia energética va ligada con el ahorro de electricidadAdoptando otros hábitos de consumo y aprendiendo a gestionar la energía para disminuirla contribuiremos a cuidar nuestro entorno mientras ahorramos electricidad; y eso es una gran ventaja.

Un aparato, proceso o instalación es energéticamente eficiente cuando consume una cantidad inferior a la media de energía para realizar una actividad. Una persona, servicio o producto eficiente comprometido con el medio ambiente, además de necesitar menos energía para realizar el mismo trabajo, también busca abastecerse con la mayor cantidad posible de energías renovables.

La eficiencia energética busca proteger el medio ambiente mediante la reducción de la intensidad energética y habituando al usuario a consumir lo necesario y no más. Las emisiones de CO2 que enviamos a la atmósfera son cada vez mayores y, por ese motivo, la eficiencia energética se ha convertido en una forma de cuidar al planeta ya que, no solo está en usar electrodomésticos que consuman menos, sino en que seamos nosotros quienes consumamos menos y de forma más “verde”.

El problema de la eficiencia energética es que todavía es una elección. Actualmente no todos los productos que usamos son eficientes; podemos verlo en las etiquetas de eficiencia energética de muchos electrodomésticos que compramos, y eso es porque la alternativa eficiente siempre es algo más cara que la que no lo es, como pasa también con las bombillas tradicionales y las luces LED.

Etiqueta de eficiencia energética

¿Sabes qué es, dónde está y para qué sirve la etiqueta de eficiencia energética? La etiqueta de eficiencia es un adhesivo que señala la calificación energética de un electrodoméstico o edificio según una escala que evalúa su consumo.

Esta escala de calificación energética se compone de siete letras correlativas; de la A a la G, siendo A la mejor calificación y G la peor. Además de eso, también constará de información relacionada con el consumo anual de energía y el consumo de CO2 anual, y de datos relacionados con sus funciones.

Eficiencia energética y ahorro

T0dos los electrodomésticos pueden llegar a ser eficientes, desde un frigorífico a un PC. Un electrodoméstico muy eficiente normalmente será más caro que uno con un consumo energético más elevado. Sin embargo, optar por una opción más eficiente supone un ahorro a medio-largo plazo. Es decir, aunque en apariencia gastes más adquiriendo un aparato eficiente, en realidad estás contribuyendo a tu ahorro. Igual que ocurre con las luces LED, un electrodoméstico eficiente se amortiza siempre.

La Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA) creó en 1992 el programa ENERGY STAR, con el fin de promover los productos eléctricos con consumo energético eficiente de electricidad. Según un estudio reciente, si en todas las casas y oficinas de los Estados Unidos se hubiera comprado un ordenador con esta etiqueta, los costes en energía podrían suponer un ahorro conjunto de hasta 1,8 billones de dólares anuales y se reducirían las emisiones de gas efecto invernadero equivalentes a más de dos millones de vehículos.

Uso eficiente

Además de las propias características de los equipos de ordenadores, por ejemplo, el modo de usarlo también repercute directamente en el consumo energético. Por lo tanto, una vez seleccionado, deberán tenerse en consideración diversos parámetros de uso.