Saltar al contenido

Motivos para elegir una comercializadora

9 enero, 2019
energia verde

Año nuevo, vida nueva. Seguro que en la lista de propósitos para el 2019 has incluido el termino “ahorrar”, ¿verdad?. Tenemos delante nuevas oportunidades de conseguir todos esos propósitos que a menudo nos planteamos.

Es por ello, que cambiar de proveedor de electricidad puede ser la acción perfecta para conseguir ese ahorro que todos deseamos.

En la actualidad cada vez encontramos más proveedores de electricidad que sólo suministran energía verde por lo que será sencillo encontrar una tarifa que nos convenga.

1. EL CAMBIO DEL MERCADO ELÉCTRICO

Debes saber que el mercado experimentó un período de liberalización en distintas fases que dio lugar a dos mercado energéticos claramente diferenciados en los que el usuario puede elegir su proveedor de electricidad.

Por un lado tenemos el mercado regulado, donde el gobierno gestiona las tarifas eléctricas y por otro, un mercado libre, en el que encontraremos distintas ofertas y proveedores de electricidad, como por ejemplo, EMASP.

2. MUCHAS MÁS OPCIONES

La liberalización del sector energético supuso la creación de numerosas compañías eléctricas dentro del mercado libre donde el usuario puede encontrar un amplio abanico de tarifas eléctricas.

Asi, el consumidor tiene el poder de elegir la comercializadora que le siniestrará la electricidad y la que mejor se adapte a su consumo.

3. TU CONTRATO SE HA MODIFICADO

Contrataste el suministro eléctrico en una compañía determinada y con el paso del tiempo las condiciones de dicho contrato han cambiado y ya no te interesan o no se ajustan como antes a tus necesidades energéticas.

Esta situación será entonces una buena oportunidad para buscar un nuevo proveedor de electricidad que cubra todas tus expectativas energéticas.

4. PAGAS MÁS DE LO QUE CONSUMES

Un hecho muy común en los hogares es contar con más potencia de la que realmente necesitan. Esto implica unos costes más elevados en nuestra factura de la luz. En Emasp nos preocupamos por los consumidores y tras hacerles un estudio de eficiencia, les aconsejamos sobre la potencia que deberían de tener contratada.

5. FIN DE TU CONTRATO

Cuando contratamos nuestro suministro con un proveedor de electricidad debemos comprobar bien todas las condiciones que nos ofrecen. La permanencia suele ser un tema al que hay que prestar atención.

En cualquier caso, cuando se acerque el final de nuestro contrato conviene revisarlo y comparar con otras opciones pues es probable que encontremos otras compañías que mejoren nuestras condiciones.

6. CAMBIO DE VIVIENDA

Te mudas ya sea a una vivienda de nueva construcción o a una de alquiler y los suministros son temas de los que hay que ocuparse. Darlo de alta si es la primera vez que vamos a habitar o reanudar el suministro si estuviera dado de baja.

Dar de alta o reactivar la luz son momentos clave para pensar bien con qué proveedor de electricidad queremos contratar nuestro servicio eléctrico, pues siempre encontraremos una oferta atractiva a la que acogernos.

7. ENERGÍA VERDE

El cambio climático es un hecho y la única solución para revertir su impacto en nuestro planeta es actuar desde este momento. Así, una buena alternativa es contratar compañías eléctricas que ofrezcan la posibilidad de contratar energía renovable.

Estas son sólo algunas de las razones que te pueden mover a cambiar tu actual proveedor de electricidad, aunque sin duda, el motivo principal que nos lleva a buscar otras compañías es la insatisfacción con el servicio así como los elevados precios.

Es posible conseguir un ahorro económico, sólo tendrás que encontrar aquella comercializadora que mejor se adapta a tus necesidades de consumo energético.